(56-32) 3184086
 
CONTACTO

La salud (del latín salus, -ūtis) es el estado de completo bienestar físico (biológico), mental (psicológico) y social, no solamente la ausencia de enfermedad y en armonía con el medio ambiente (Organización Mundial de la Salud, 1992).

Los musicoterapeutas, al promover la salud de las personas, se integran en los equipos médicos como complemento en sus acciones curativo-quirúrgicas, de rehabilitación y también en la prevención de las enfermedades.

Se pueden distinguir cuatro tipos de prevención en medicina:

- Prevención primaria: son un conjunto de actividades sanitarias que se realizan antes de que aparezca una determinada enfermedad eliminando sus causas. Aquí es importante la educación para la salud, que aborda además de la transmisión de la información, el fomento de la motivación, las habilidades personales y la autoestima, necesarias para adoptar medidas destinadas a mejorar la salud. Un ejemplo son nuestros servicios de musicoterapia orientados a trabajadores en empresas como también en el ámbito educacional.

- Prevención secundaria: también se denomina diagnóstico precoz. En esto se puede ejemplificar el caso de los trastornos del desarrollo infantil, en que el musicoterapeuta puede colaborar en su detección temprana.

- Prevención terciaria: es el restablecimiento de la salud una vez que ha aparecido la enfermedad. Es aplicar un tratamiento para intentar curar o paliar una enfermedad o unos síntomas determinados. Aquí están los tratamientos de musicoterapia individuales aplicados caso a caso.

- Prevención cuaternaria: es el conjunto de actividades sanitarias que atenúan o evitan las consecuencias de las intervenciones innecesarias o excesivas del sistema sanitario. Son las acciones que se toman para identificar a los pacientes en riesgo de sobretratamiento, para protegerlos de nuevas intervenciones médicas y para sugerirles alternativas éticamente aceptables, entre las cuales puede estar la musicoterapia.