(56-32) 3184086
 
CONTACTO

La musicoterapia y la psicología basada en la evidencia significa que adherimos una tendencia que comenzó en la medicina alrededor del 2000. Es la respuesta a demandas de efectividad clínica y ejercicio profesional basado en la evidencia requeridas por los usuarios, los administradores de los servicios y los agentes de financiamiento, que exigen resultados verificables y de calidad. Estos requerimientos han sido desarrollados por las comunidades profesionales para asegurar que las prestaciones sean racionales y demostrables.

El movimiento de cuidados de salud basado en la evidencia fomenta una aproximación crítica y reflexiva de la práctica clínica y una mayor eficiencia en la entrega de cuidados de salud a través de la identificación de tratamientos efectivos.

A su vez, la práctica basada en la evidencia requiere que las decisiones acerca de los cuidados de salud se basen en la mejor evidencia disponible debiendo ser actualizada, válida y relevante. Estas decisiones deberían ser tomadas por aquellos que reciben los cuidados, informados por el conocimiento tácito y explícito de quienes proporcionan los cuidados, dentro del contexto de los recursos disponibles. Todo esto requiere de un ciclo de actividades que incluyen Evaluación, Desarrollo Profesional, Auditorías, Guías de Prácticas como también Investigación. Los expertos recomiendan cuatro principios clave para la musicoterapia basada en la evidencia:

- Observaciones sistemáticas, reproducibles e imparciales, pueden incrementar la confianza en el conocimiento acerca de la práctica. La ausencia de observación sistemática debe conducir a reservas acerca de la información derivada de la experiencia clínica e intuición, ya que ésta puede ser equivocada.

- El estudio y la comprensión de la enfermedad son guías necesarias, pero insuficientes para la práctica clínica de los musicoterapeutas.

- La comprensión de ciertas “reglas de evidencia” es necesaria para la interpretación correcta de la literatura clínica científica.

- Aquellos cuya práctica se basa en la compresión de la evidencia subyacente producirán un cuidado superior del paciente.